Noticias

Nuestra voz cuenta

Solicitamos que se retire la propuesta de modificación de los estatutos del orden del día del próximo pleno del ayuntamiento y establecer los debates en los órganos de gobierno establecidos.

Cuando hace ahora 40 años nacieron las Escuelas Infantiles Municipales de Granada, los trabajadores y las familias desempeñaron un rol fundamental. No solo conformaron una comunidad educativa movida por la filosofía compartida del modelo 0-6, sino que ambos colectivos participaron activamente en sus órganos de gobierno, ayudando a su desarrollo y a su consolidación como referencia pedagógica a nivel internacional.

En aquel momento, su constitución como Patronato municipal no supuso obstáculo alguno para que todos pudiesen intervenir en la toma de decisiones que les afectaban directamente, a ellos y a los niños y niñas que pasaban cada curso por sus aulas. Quizá ese fue el punto germinal del espíritu que rige las Escuelas: la importancia de tejer red. Porque si algo han entendido, desde el primer momento, los miembros de esta comunidad educativa es que todos y todas somos responsables de la educación de los más pequeños, y que, ​solo de la colaboración y del entendimiento, pueden emerger las sinergias que ayudan a nuestros niños y niñas a aprender.

En 2008, las Escuelas se constituyeron como Fundación Pública Local Granada Educa y, con la modificación de los Estatutos, las familias y los trabajadores se vieron despojados de su representación en los órganos de gobierno. ​Tras veintiocho años de colaboración estrecha entre los distintos colectivos involucrados en el Patronato, sin duda, eso supuso un paso atrás en el modelo que, con tanto esmero, se venía construyendo desde los inicios. Los centros cuya seña de identidad había sido la defensa del modelo 0-6 prescindían de la representación de las personas de referencia y que conocían de primera mano las necesidades concretas de los pequeños a los que acogían en sus espacios.

Sin embargo, no fue este el único reto al que tuvieron que enfrentarse familias y trabajadores, ya que, ​en 2016, se logró frustrar el intento de suprimir el segundo ciclo de las Escuelas​. Algo que hubiese destruido su esencia. Cabe recordar que el planteamiento con el que surgieron las Escuelas Infantiles Municipales de Granada residía en que “los centros que acogen conjuntamente a niños y niñas de 0-6 años son los que mejor se adecuan a las características y posibilidades de los niños y niñas de estas edades”. ¿Cómo podía entenderse, entonces, que se prescindiese de la etapa que daba sentido al modelo?

Gracias al esfuerzo que invirtieron familias y trabajadores para establecer puentes de diálogo con los distintos agentes, no solo se logró la continuidad de los dos ciclos, sino que se firmó una declaración institucional en la que se arrancó un compromiso a los partidos políticos representados en el pleno municipal para garantizar el mantenimiento de las Escuelas y su modelo 0-6, así como la participación de los colectivos implicados (familias y trabajadores) en la reforma de los estatutos y la toma de decisiones. En ​2019, tras tres años de negociación con todos los grupos políticos, se alcanzó un amplio consenso para la reforma de los estatutos, y celebrábamos la reincorporación de las familias y los trabajadores a los órganos de decisión a través de un sistema de voto ponderado​. Pero la alegría parece haber durado poco.

El sistema de voto ponderado requiere amplias mayorías para aprobar acuerdos, mayorías que involucren representantes de distinto signo político, de la Universidad de Granada, las familias y los trabajadores. Este sistema garantiza que las decisiones que afectan a nuestras escuelas infantiles cuenten con amplio consenso y respaldo. Requiere tejer redes. ¿Quién podría estar en contra? ¿para quién puede resultar inconveniente la búsqueda de amplios consensos en la gestión de este ente público?
Parece que para el actual equipo de gobierno.

En el próximo pleno municipal que tendrá lugar el ​30 de octubre se debatirá, a instancia del PP, la ​modificación de los Estatutos y la anulación del sistema de voto ponderado​. Ciudadanos, socio de gobierno del equipo municipal, parece olvidar su férrea defensa, hace tan solo un año, de los estatutos ahora en vigor y del sistema de voto ponderado. En política, un año parece ser demasiado tiempo para sostener un compromiso.

Se propone ahora ​retocar los estatutos a la carta, evitando el debate o la búsqueda de acuerdos en el seno de los órganos de gobierno de la fundación, tergiversando y llevando al límite el espíritu de la norma. Trucos normativos en lugar de amplios consensos.

Tras cuatro décadas de participación activa en el desarrollo de un proyecto que ha situado a Granada en el mapa internacional de la educación por su innovación, las familias y los trabajadores volvemos a ver amenazado, por intereses políticos, un acuerdo consolidado, consensuado, compartido y respetuoso con el modelo de las Escuelas. Es necesario movilizarnos, una vez más, para lograr que el gobierno de la Fundación Granada Educa se base en amplios consensos, no mayorías cortoplacistas. ​Requerimos que se retire la propuesta de modificación de estatutos del orden del día del próximo pleno municipal del 30 de octubre y que cualquier modificación de los estatutos vigentes se debata en el seno de los órganos de decisión de la propia Fundación, como así se establece en dichos estatutos, sin abusar de la función tuitiva del ayuntamiento. De no atenderse nuestro requerimiento, invitamos a las familias a manifestar nuestra disconformidad ante este atropello a la democracia que se pretende llevar a cabo en el próximo pleno del Ayuntamiento.

No podemos quedarnos callados.
Nuestra voz cuenta.

3 comentarios en “Nuestra voz cuenta

  1. Hola, donde firmo? Estos coles son un espacio sagrado para los niños, mi hija tubo el placer de disfrutarlos y lleva aún su semilla en el corazón, creciendo cada día
    Díganme por fa como apoyar a la fundación.

  2. Este es el proceder y la forma de actuar de personas que de demócratas no tienen ni una cana, no entienden, ni pueden tolerar que cuanta más gente participe y se implique en cualquier proyecto este se vera enriquecido, solo entienden el ordeno y mando, es lo que han mamado desde antes de nacer y ya no estamos en esos tiempos de totalitarismos absolutos, a ver si de una vez por todas se advienen a razones y se dan cuenta de que Democracia con mayúsculas significa participación de todos y la toma de decisiones será por acuerdo de todas las partes, eso es lo que tanto se cacarea desde los circulos de poder y lo que dice nuestra constitución que actualmente tenemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.